I Jornada de Derecho Deportivo («Jornada sobre la Lucha contra el Dopaje en el Deporte»)

Descarga aquí el programa de la I Jornada de Derecho Deportivo celebrado en Madrid el 28 de marzo de 2014.

 

Crónica completa de la Jornada sobre la Lucha contra el Dopaje en el Deporte: Resumen de ponencias y comunicaciones

Por Javier LATORRE MARTÍNEZ
 

El pasado 28 de marzo se ha celebrado la Jornada sobre la Lucha contra el Dopaje en el Deporte, organizada por la Asociación Española de Derecho Deportivo (AEDD), en el Salón de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. En IUSPORT, a la finalización de la jornada, ya publicamos un breve extracto de las diferentes intervenciones, que, en la presente crónica, desarrollaremos con mayor profundidad y detalles.

foto1La dirección del evento ha correspondido a la catedrática de Derecho Penal, ROSARIO DE VICENTE MARTÍNEZ, y la coordinación, al presidente de la AEDD y catedrático de Derecho Mercantil, ANTONIO MILLÁN GARRIDO. Ha destacado la calidad técnica de todas las ponencias presentadas, así como la organización y dirección del evento y la participación de los asistentes procedentes de diversas ciudades españolas.


La sesión se inició con la presentación de la Jornada, por parte de ROSARIO DE VICENTE, indicando las diferentes ponencias que serían objeto de desarrollo. A continuación, ANTONIO MILLÁN recordó a los asistentes el objetivo y las principales actividades de la AEDD. Prosiguió, a continuación, la intervención de SONIA GUMPERT MELGOSA, decana del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, quien agradeció la asistencia a los presentes y el interés que muestra el ICAM por el Derecho deportivo.

La inauguración formal de la Jornada correspondió al Secretario de Estado para el Deporte y Presidente del Consejo Superior de Deportes, MIGUEL CARDENAL CARRO, que insistió en la importancia de la lucha contra el dopaje en el deporte para conseguir las mismas oportunidades para todos los participantes en las competiciones deportivas. Según manifestó el Secretario de Estado, se trata de proteger a quien quiera realizar una actividad deportiva y, para ello. los poderes públicos deben garantizar la regla básica de la igualdad de oportunidades. No se trata de una actividad de represión de quienes incumplan la ley, sino de garantizar que todos puedan gozar de hacer deporte con las mismas garantías.

 

 
PONENCIA DE D. MIGUEL PABLO PARDO GONZÁLEZ “EL NUEVO RÉGIMEN LEGAL EN MATERIA DE DOPAJE”

foto2


Inició el turno de intervenciones MIGUEL PABLO PARDO GONZÁLEZ, actualmente Secretario del nuevo Tribunal Administrativo del Deporte, presentando la ponencia “El nuevo régimen legal en materia de dopaje”. Anteriormente Miguel Pardo fue abogado del Estado de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte.

 

foto3Explicó en qué consiste el nuevo sistema establecido en la Ley Orgánica 3/2013, de 20 de junio, de protección de la salud del deportista y lucha contra el dopaje en la actividad deportiva. MIGUEL PARDO consideró que se trata de una redefinición del sistema anterior. Persigue objetivos parecidos, pero en un entorno más amplio: deporte limpio y deporte sano. Las sustancias dopantes y los procedimientos utilizados en tales prácticas por algunos deportistas tienen consecuencias para la salud de quienes practican el deporte en esas condiciones. El objetivo primario de la ley es que se proteja bien la salud del deportista. La nueva normativa posibilita la protección de la salud en el deporte, mediante reconocimientos médicos, en colaboración con el Ministerio de Sanidad y con las Comunidades Autónomas, así como en cuestiones relacionadas con medicamentos y sustancias utilizadas en los gimnasios.

A continuación, MIGUEL PARDO expuso por qué era necesario cambiar la ley anterior y cómo se articula este nuevo sistema. En primer lugar, se han producido influencias internacionales con el objetivo de modificar la ley. En segundo lugar, la Ley Orgánica 7/2006 se había quedado anticuada respecto a las modificaciones del Código Mundial Antidopaje. En tercer lugar, al ser la primera norma legal que regulaba el dopaje en España, dejaba cosas por regular y el sistema tenía distorsiones. En su tiempo, se trató de una ley necesaria, pero las circunstancias cambian y por eso ha sido necesaria la nueva Ley Orgánica 3/2013.

Con anterioridad a la nueva Ley Orgánica, era complicado que el procedimiento sancionador -descrito en la Ley Orgánica 7/2006 y en el Real Decreto 63/2008 que la desarrollaba- tuviera resultados satisfactorios. Se aportaban muchos recursos, pero no había correspondencia entre los resultados obtenidos y lo que se estaba gastando (controles, laboratorios, etc.). Asimismo, en el exterior se percibía una imagen deteriorada de la lucha contra el dopaje en España; pero no era verdad lo que se decía en la mayoría de los casos. Se trataba de una materia enormemente desconocida: existían unas líneas maestras que se repetían continuamente, pero que no respondían con la realidad de las cosas. Era necesaria una mayor sensibilización, y que la lucha contra el dopaje fuera más asequible, más conocida y que existieran más personas capaces de solucionar los problemas que se fueran presentando.

Ante esa situación, era necesario corregir diversas cuestiones y plantear una nueva organización de la lucha contra el dopaje:

1)   El “sistema triangular” y el papel de las federaciones. Anteriormente, la competencia para sancionar a los deportistas correspondía a las federaciones deportivas españolas. En muchas de ellas, existían personas capaces para dicha labor, pero, en algunos otros casos, surgían sospechas malintencionadas de si se estaba poniendo todo el interés en sancionar, teniendo en cuenta en la relación entre resultados deportivos y subvenciones recibidas por las federaciones. Era mejor evitar el problema, quitando de la competencia de las federaciones deportivas esta tarea sancionadora, sin afectar ello a la autonomía de las mismas.

2)   El papel de la AEA (Agencia Española Antidopaje) ha quedado reforzado. Hasta la nueva Ley, la AEA era un órgano técnico, y ahora asume nuevas competencias, como son la instrucción y resolución de los expedientes sancionadores.

3)   El papel de las Comunidades Autónomas. La Constitución Española les atribuye competencias exclusivas en materia de deporte en el ámbito autonómico. Recordó el ponente la normativa específica en materia de dopaje que existe en el País Vasco.

MIGUEL PARDO insistió en que ahora estamos ante una nueva Administración en la lucha contra el dopaje, con nuevas competencias, con unidad de criterio y especialización en la materia, y con independencia de los órganos administrativos. La Agencia es una Administración separada del Consejo Superior de Deportes, aunque los presupuestos dependen del Ministerio de Educación. En definitiva, hay un grado de independencia mayor. 

foto4El ponente remarcó el nuevo enfoque que se da a este ámbito, citando tres aspectos principales:

1)   La protección de la salud como entorno general.
2)   El dopaje como aspecto patológico de la salud del deportista.
3)   Realidad polifacética del dopaje: salud, fraude, corrupción.
 

A continuación, MIGUEL PARDO expuso algunas de las nuevas competencias en protección de la salud:
a)   Restructuración de la Administración en este punto.
b)   Investigación.
c)    Cooperación con el Ministerio de Sanidad.
d)   Plan de apoyo a la salud. Características.
e)   Reconocimientos médicos.
f)     Tarjeta de salud.
g)   Protección de la salud al finalizar la actividad deportiva.


Prosiguió su intervención recordando los aspectos novedosos de la lucha contra el dopaje:

El ciclo de la lucha contra el dopaje se compone de cuatro fases:

a)   Planificación. Se plantearán controles inteligentes; se intentará no realizar tantos controles como anteriormente se hacían, sino más eficientes. Debe remarcarse como nueva característica el secreto en la planificación de los controles. Anteriormente participaban más de 25 personas de diversos estamentos. Cualquiera tenía la planificación de la lucha contra el dopaje a nivel estatal, lo cual tenía sus riesgos. La realidad es que no afecta a nadie que la planificación sólo sea conocida por las autoridades de la lucha contra el dopaje. Si se revela información, podrán ser sancionados los culpables. Ahora existe una mayor garantía de independencia e imparcialidad. El objetivo es la eficiencia y la eficacia. Para que esto suceda, la AEPSAD requiere inteligencia y colaboración.

b)   Control. Se trata de conectar la protección de los derechos de los deportistas con la necesaria eficacia de la regulación. Hay aspectos que podrían chocar. En cuanto al departamento de control se trata de saber quién lo hace, cómo lo hace y qué garantías existen. El ponente también analizó los agentes de control, la organización de los controles, el laboratorio como punta de lanza del sistema, los estándares y la independencia del sistema de control. Recordó que el Real Decreto 63/2008 está en proceso de modificación para integrar los últimos estándares internacionales. MIGUEL PARDO consideró que no tenía sentido que el médico de una federación deportiva se encargase de realizar los controles de dopaje a los deportistas de su propia federación. La intención es formar personas y dedicar recursos a personas que se desplazarán a donde se realicen los controles. Es preciso invertir dinero y formación, sobre todo, en el laboratorio de Madrid, y, también, en el de Barcelona, aunque éste no sea público. Se han comprobado algunos errores muy graves en análisis efectuados. Hizo mención también a una sentencia judicial que “abochorna”, como es la relativa al caso Heras, no pudiendo consentirse errores de esa naturaleza. Asimismo, manifestó que no se puede permitir intromisiones ajenas que quieran librar a un deportista de una sanción, o bien, imponérsela.

c)    Gestión de resultados. Se trata de analizar qué ocurre cuando se presenta un resultado adverso: quién lo gestiona, cómo se gestiona, errores posibles, establecer cautelas y garantías. Estamos ahora en presencia de una única Administración encargada de la gestión de los resultados.

d)   Procedimiento sancionador. Como ventajas de esta situación, se tendrá una alta especialización y uniformidad de criterios, y los mismos serán ratificados o no, por el Tribunal Administrativo del Deporte y por los Juzgados y Tribunales, generándose, poco a poco, una mayor seguridad jurídica para los actores. Cuando una Administración comete un error y los tribunales le dicen que lo ha hecho mal, procurará no cometer más dicho error, y esto tendrá efectos positivos en la lucha contra el dopaje.

 

Si deseas ver la crónica en su totalidad clica aquí.

 

 

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar
GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar
Anterior II Jornada de Derecho Deportivo («Problemática laboral de los clubes deportivos»), Madrid, 13 de marzo de 2015.
Siguiente Jornada de Derecho Deportivo "El deporte profesional y sus actores en la encrucijada"