En recuerdo de Pepe

Conocí a José Bermejo Vera, desde entonces «Pepe», cuando a finales de los 80 estaba yo redactando mi tesis doctoral sobre derecho del deporte. Entre las indicaciones de mi director, el fallecido Ramón Martín Mateo, destacaba una que él consideraba esencial: «tienes que hablar con Pepe Bermejo».

Concerté la cita y me fui a Zaragoza. El primer día me recibió en su despacho de la Universidad y dedicó buena parte del tiempo a hacerme todo tipo de preguntas. Debió valorar, entiendo yo, si merecía ser el receptor de sus conocimientos. Al siguiente día nos vimos en su despacho profesional en el centro de Zaragoza. Sus paredes estaban plagadas de títulos, diplomas, fotos y reconocimientos, no me mostró ni uno. Lo que sí hizo nada más llegar fue exhibir los innumerables premios y trofeos cosechados en el ejercicio de su auténtica pasión: el fútbol. Quería significar, sin duda, que su llegada al Derecho del deporte no era casual, sino desde su orgullosa condición de deportista vital y vitalicio. A partir de ahí me inundó generosamente de ideas y conocimientos y me orientó decisivamente en mi trabajo.

Bermejo ha sido uno de los grandes del Derecho Administrativo y sus trabajos, especialmente en la Parte Especial, seguirán siendo de referencia durante mucho tiempo, pero, por encima de ello, el ámbito jurídico en el que su huella permanecerá inalterable es el del Derecho del deporte. Pionero indiscutible, dejó su impronta en todos los ámbitos posibles, entre otros, en el legislativo, contribuyendo decisivamente a la redacción de la ley de 1990, en el federativo, asesorando a federaciones, especialmente a la de fútbol y en el profesional, llevando sonoros asuntos que marcaron incipientes líneas jurisprudenciales. También se empeñó en articular a los entonces escasos cultivadores del Derecho del deporte creando la Asociación Española de Derecho Deportivo que presidió durante muchos años, tarea en la que tuve el honor de sucederle.

Naturalmente, a lo largo de tantos años nos hemos encontrado innumerables veces y hemos compartido más de una tarea. Aunque menos de las que yo hubiera deseado, pues cada encuentro, cada tarea, era una ocasión para aprender. Una actividad que compartimos con intensidad fue la redacción de la Ley 6/1998, de 14 de diciembre, del Deporte de Andalucía. Junto a otros expertos la Junta de Andalucía nos contrató con la misión de redactar una nueva ley que marcara un antes y un después en la legislación autonómica en la materia. Memorables eran las comidas que hacíamos tras las numerosas y densas sesiones de trabajo. Como bien recordarán quienes asistían a las mismas, se comía rápido para llegar cuanto antes a las largas sobremesas en las que el rifirrafe doctrinal estaba asegurado. Aprovechábamos que ya no estábamos en las reuniones en las que era preciso avanzar en la redacción, para discutir hasta la extenuación tal o cual matiz, tal o cual expresión en las que nuestras enfrentadas tesis habían triunfado o fracasado, no importando el resultado. Lo que importaba era exhibir nuestros argumentos e intentar convencer, infructuosamente, al oponente de que la razón estaba de nuestra parte. Eran sobremesas interminables, agotadoras, pero extremadamente instructivas y divertidas. El respeto, el reconocimiento y afecto al otro y el sentido del humor las presidían.

Sirvieron esas encendidas polémicas para reforzar una sólida amistad, que es aquella que admite la discrepancia y, también, para conocer mejor a Mavi, su esposa, dulce y perfecto contrapunto al mañismo militante de Pepe. Estará hoy ahogada en lágrimas.

Gracias por haber existido, debimos haber pasado más tiempo juntos, querido amigo. Descansa en paz, ya diste tu último pase.
 

© AEDD 2019

 

Gabriel Real Ferrer
Ex Presidente de la Asociación Española de Derecho Deportivo

 

 

Descarga aquí el pdf con el comentario.

 

 

Anterior Novedades del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores y sus efectos en el fútbol aficionado
Siguiente José Bermejo nos deja huérfanos

Utilizamos cookies propias y de terceros para Localización de navegación, registro y control, visitas y estadisticas e identificación.

Al pulsar el botón "Acepto" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Saber más

Acepto