Aspectos técnicos y jurídicos del paracanoe: normativa acerca de competiciones internacionales y sistema de clasificación de los piragüistas con discapacidad

I. ¿QUÉ ES EL PARACANOE? HISTORIA DEL PARACANOE Y PERSPECTIVAS DE FUTURO

            Desde su creación el 19 de diciembre de 1959, la Federación Española de Piragüismo ha aglutinado dentro de su esfera de actuación, diferentes modalidades de deportes náuticos, en cuya totalidad se utilizan embarcaciones, todas ellas propulsadas con remos o palas. Tras constituirse como Federación independiente de la de Remo, esta Federación propugna, con perspectiva nacional e internacional, tanto el piragüismo turístico como el piragüismo de competición. En la década de los años 80 la Federación adquiere renombre como organizadora de grandes competiciones internacionales y en el siglo XXI se consolida llevando el sello olímpico español a los Juegos Olímpicos de Atenas y Pekín, donde España comienza a ganar medallas.
En el año 2010, con vistas a dotar de una mayor ampliación a las modalidades deportivas de los Juegos Paralímpicos, el Comité Paralímpico Internacional aprueba incluir la nueva modalidad de piragüismo para personas con discapacidad (paracanoe) en los siguientes Juegos Paralímpicos: los de Río de Janeiro de 2016. En esta ocasión, fue el sevillano Javier Reja Muñoz el primer palista en representar a España en esta modalidad deportiva. Las competiciones paralímpicas constaron de tres pruebas masculinas y tres femeninas. En todas ellas la embarcación utilizada fue el kayak y todas ellas constaron de 200 metros. Con una perspectiva de futuro, esta modalidad de piragüismo, en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, incluirá las pruebas femeninas y masculinas de kayak (kl1, kl2 y kl3) (como ya sabemos, la inicial “k” hace referencia a la nomenclatura de la embarcación, que en el caso de “k” es “kayak” y la numeración 1, 2 o 3, a la clasificación del palista según su grado de movilidad, que explicaremos más adelante), las pruebas masculinas en categoría VL3 y las pruebas femeninas y masculinas en categoría VL2 y Vl3. En esta ocasión, la inicial “V” hace referencia a la embarcación canoa denominada Va´a.

            El pasado año se implementó una nueva modalidad llamada KS (kayak special), que incluye a personas con discapacidad intelectual y otras posibilidades, atendiendo al grado de discapacidad. El objetivo de futuro es incluir más categorías, ampliando así el abanico de posibilidades de realización de este deporte por más personas.

 

II. MARCO NORMATIVO GENERAL DEL PARACANOE. EL REGLAMENTO DE COMPETICIÓN DE PARACANOE DE 2019
 

A. Estructura y contenido del Reglamento de Competición de Paracanoe

            Con objeto de analizar el marco jurídico de esta modalidad deportiva, debemos remitirnos a las normas dictadas por la Federación Internacional de Piragüismo (International Canoe Federation) (en adelante ICF). En concreto, la ICF, dentro de las ICF Paracanoe Rules ha elaborado recientemente el Reglamento de Competición de Paracanoe (en vigor desde enero de 2019), que está estructurado en quince apartados. Los siete primeros apartados (o «capítulos», en su denominación original) regulan las distintas modalidades de competiciones internacionales, los requisitos para participar en ellas, la tipología de las embarcaciones reglamentarias para competir, la programación de las competiciones, así como las funciones de cada una de las personas encargadas de la competición.

            Los apartados 8 a 11 regulan aspectos relativos a la «pista» (lugar de celebración de las competiciones), aspectos del comité organizador y sus obligaciones, dirección de los equipos de competición y, seguidamente, las reglas del desarrollo de la competición y la post-competición.
Finalmente, los apartados 12 a 14 están destinados a regular la organización de pruebas de paracanoe en los Juegos Paralímpicos, Campeonatos del Mundo y Copas del Mundo. Y el apartado 15 regula las condiciones necesarias para ser técnico o entrenador de paracanoe reconocido por la ICF.

 

B. Competiciones internacionales de paracanoe: modalidades y organización:

            Según lo establecido en el artículo 1.2 del Reglamento citado, las competiciones de paracanoe se dividen en cuatro niveles: en el primer nivel se encuentran los campeonatos del mundo, en el nivel 2, las copas del mundo, en el nivel 3, las competiciones de ranking mundial y en el nivel 4, las competiciones internacionales, las competiciones en la modalidad open y las competiciones con invitación.

            Corresponde a las Federaciones Nacionales, miembros asociados o asociaciones continentales que sean miembros de la International Canoe Federation, incluir a una competición en el calendario. El plazo límite de inscripción para las competiciones de niveles 1 y 2 será el especificado en los estatutos de la ICF. .

            El plazo límite de inscripción para las competiciones de nivel 3 es el 1 de septiembre del año anterior a la competición. El plazo límite de inscripción para las competiciones internacionales de nivel 4 es tres meses antes de la competición.

            Las inscripciones para una competición de niveles 1 a 3 deberán ser aceptadas por las correspondientes Federaciones Nacionales que sean miembros de la ICF. La inscripción deberá contener:

            ▪ Nombre de la Federación Nacional a la que pertenecen los competidores.

            ▪ Nombres y apellidos de los competidores.

            ▪ País y fecha de nacimiento de los mismos.

            ▪ Sexo de los atletas

            ▪ El número que les corresponde dentro de la ICF

            ▪ Pruebas en las que van a competir

            ▪ Nombre y dirección de correo electrónico del equipo al que pertenecen los competidores.

            Las inscripciones para competiciones de nivel 4 serán aceptadas por las Federaciones Nacionales correspondientes. Éstas deberán contener:

                  ▪ La nacionalidad del deportista.

                  ▪ Nombre, apellidos y sexo del deportista.

                  ▪ Fecha de nacimiento de éste.

                  ▪ Pruebas en las que va a competir.

            Todas estas competiciones deben ser supervisadas por, al menos un oficial de acreditado que esté en posesión del carné oficial de la ICF o de un carné oficial de paracanoe.

 

C. Tipología de las embarcaciones:
 

            En la modalidad de paracanoe existen dos tipos de embarcaciones: el kayak (entre los cuales hay kayaks de mar y kayaks de competición), cuyas medidas reglamentarias se establecen en: 5,20 metros y peso máximo de 12 kg. y el Va`a, embarcación de origen polinesio, cuya estructura corresponde al tipo de embarcación denominada canoa, propulsada con una pala de una sola hoja (a diferencia del kayak, que se impulsa con una pala de doble hoja y con distintos tipos de giro). Sus medidas reglamentarias son de 7,30 m. y su peso máximo de 13 kg.

 

D.  Programación de las competiciones

            La distancia que se debe cubrir en una competición de paracanoe es, según lo establecido por la ICF, de 200 metros, tanto en categoría femenina como en masculina. Para que una competición se lleve a cabo es necesario el ingreso de, al menos, tres kayaks o Va`as. Los atletas irán debidamente equipados con la indumentaria del Club o Selección a la que pertenezcan. Los demás requisitos establecidos para la participación, son los ya detallados en el apartado 2.

 

E. Funciones del personal encargado de las competiciones de paracanoe

            Las competiciones internacionales deben ser supervisadas por una serie de Técnicos Oficiales Internacionales:

                  ▪ Un Jefe Oficial.

                  ▪ Un Árbitro Jefe.

                  ▪ Un Árbitro Jefe Delegado.

                  ▪ Un Gerente de competición.

                  ▪ Un Controlador de Embarcaciones.

                  ▪ Un Árbitro de salida.

                  ▪ Un Alineador de embarcaciones.

                  ▪ Un Árbitro de meta.

                  ▪ Un Locutor.

                  ▪ Un Oficial Médico.

            Si las circunstancias lo permiten, una misma persona podrá desempeñar dos de las funciones descritas.

            Las competiciones deben ser dirigidas por un Comité de Competición compuesto por:

                  ▪ Un Jefe Oficial.

                  ▪ Un Árbitro Oficial.

                  ▪ Un Árbitro jefe delegado.

 

F. El entorno de juego: la «pista» de competición

            El artículo 8 del Reglamento establece que el campo de regatas o «pista estándar» de Competiciones Internacionales, Campeonatos Continentales o Campeonatos del Mundo constará de nueve calles. La pista para Juegos Paralímpicos constará de ocho calles. Al menos cinco horas antes del comienzo de las pruebas, la pista será medida y señalizada con banderas montadas sobre boyas. El punto de salida y el de llegada se marcarán con banderas rojas. Las líneas de llegada y de salida marcarán ángulo recto con la pista.

            La pista estándar de competición consta de nueve calles, de al menos nueve metros de anchura. Todas ellas estarán señalizadas con boyas, colocadas a una distancia, unas de otras, no superior a 25 metros y situadas a no más de dos metros detrás de la meta. La profundidad del agua en toda la pista no será inferior a dos metros.

 

G. El Comité organizador. Funciones:

            El Comité organizador de una competición de paracanoe se halla regulado en el artículo 9 apartados 1.1 y 1.2 y le corresponden las funciones de: proporcionar un adecuado punto de encuentro y equipación, fijar las fechas de la competición y diseñar toda la programación de la misma, incluidas las reuniones del equipo de técnicos y entrenadores (las cuales se celebrarán al menos doce horas antes de la primera prueba) y en la que el Jefe Oficial será el encargado de explicar el programa de la competición y proponer las posibles alteraciones de la misma que se sugieran.

 

H. Desarrollo de las competiciones

            En las competiciones de paracanoe, como ya hemos explicado, intervendrán dos tipos de embarcaciones: el kayak, propulsado por una pala de dos hojas, y en la que el kayakista va sentado y el Va`a, embarcación de tipo canoa, propulsada por una pala de una hoja afilada. El palista no puede ir fijado ni sujeto a la embarcación por ningún medio.

            Una vez que todos los palistas están en el agua (no después de tres minutos antes del comienzo de la prueba), se colocarán en la línea de salida dos minutos antes del comienzo, de manera que la proa de la embarcación alcance el punto de salida.

            Cuando las embarcaciones han tomado esta posición, el alineador levantará una bandera blanca. Si no está conforme con la alineación, dará la señal de stop y procederá a dar órdenes de alineación de nuevo.

            La carrera comenzará con las indicaciones de Ready, Set y Go («Preparados», «Colocados» y «Marchen»). A la señal de Ready, los participantes estarán colocados en situación de prepararse para remar. A la señal de Set colocarán su pala en posición de avance, sin que la embarcación se mueva. No estará permitido que empiecen a remar hasta que no se dé la señal de Go. En caso contrario, cuando un participante empiece a remar antes, el árbitro emitirá una señal acústica fuerte y se procederá a dar una nueva salida. En el caso de que el mismo participante comience de nuevo a remar antes de la señal de Go, quedará descalificado y deberá abandonar la pista de inmediato.

            Igualmente, si un participante no comienza a remar tras darse la señal de Go, quedará descalificado, salvo en casos de fuerza mayor.

            El árbitro deberá levantar informe por escrito de todas las descalificaciones y remitirlo al Jefe Oficial.

            La embarcación discurrirá en todo momento a una distancia de cinco metros entre las dos líneas que delimitan su carril. En caso contrario, será descalificada.

            El palista no podrá recibir asistencia alguna de embarcaciones no participantes.

            El palista habrá finalizado la carrera cuando la proa haya cruzado la línea de meta.

            En caso de empate, los palistas que hayan empatado, pasarán ambos a la siguiente fase de la competición si hay suficientes carriles disponibles en ella. En caso contrario, se organizará una competición entre los dos participantes empatados.

            Inmediatamente después de la competición, los participantes deberán abandonar la pista.

            Aquellos participantes a los que el Comité de Competición se lo indique deberán pasar por el control de embarcaciones y de dopaje.

 

I. Los Juegos Paralímpicos, Campeonatos del Mundo y Copas del Mundo

            Corresponderá al Comité Paralímpico Internacional establecer las reglas para la organización de los Juegos Paralímpicos. En ellos hay categoría masculina y femenina. En cada una de ellas habrá pruebas de kayak (K) y de Va`a (V). Éstas a su vez estarán divididas en función del grado de discapacidad del participante. Así existen las pruebas Men´s Kayak: MKL1, MKL2 y MKL3 para kayak, MVL2 y MLV3 para Va`a (Masculinas) y Women´s Kayak: WKL1,WKL2 y WKL3 para kayak y WVL2 para Va`a (Femeninas). En todas ellas la distancia es de 200 m. Las inscripciones serán fijadas por el Comité Paralímpico Nacional correspondiente.

            Los Campeonatos del Mundo serán organizados anualmente por el Consejo de Dirección de la ICF. Las pruebas durarán entre dos y cuatro días consecutivos. Existen categorías masculina y femenina para kayak y Va`a, con la salvedad de que, en estos Campeonatos hay categoría MVL1 para Va`a para hombres y WVL1 y WVL3 para mujeres. En todas ellas la distancia a recorrer es de 200 metros.

            En todo momento, la dirección correrá a cargo de un Oficial Jefe designado por el Consejo de Dirección de la ICF. El Comité de Competición estará formado por: un Jefe Oficial, un Árbitro Jefe y un Árbitro Jefe Delegado. En este tipo de pruebas, la particularidad es que no se utilizan cronómetros, que son sustituidos por sistemas de cámaras fotográficas y videocámaras.

            Las Copas del Mundo serán organizadas por la ICF y programadas con, al menos, tres meses de antelación al comienzo de las mismas. Se celebrará, al menos, una cada año y no se podrán celebrar en las dos semanas inmediatamente anteriores a los Juegos Paralímpicos o Campeonatos del Mundo. La dirección correrá a cargo de una autoridad designada por la ICF. Habrá, al menos, cuatro clasificadores oficiales: un técnico de paracanoe, un director de clasificación, un clasificador médico y un clasificador técnico.

 

III. LA CLASIFICACIÓN DE LOS DEPORTISTAS DE PARACANOE ATENDIENDO A SU GRADO DE DISCAPACIDAD. EL REGLAMENTO DE CLASIFICACIÓN DE PARACANOE DE 23 DE MARZO DE 2018

A. Contenido y ámbito de aplicación del Reglamento

            Las Reglas de Clasificación de Paracanoe a las que esta norma hace referencia fueron elaboradas por la ICF y adoptadas por el Consejo de Dirección de la ICF el 23 de marzo de 2018.

            Son aplicables a todos los atletas y el personal de asesoramiento y apoyo de los mismos que estén en posesión de una licencia de paracanoe en vigor y vayan a participar en cualquier competición o campeonato organizado, autorizado o reconocido por la ICF. Se aplicarán conjuntamente con todas las otras reglas de paracanoe.

            Toda la información relativa a estas normas se facilitará a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

B. El Personal encargado de la clasificación de los palistas. Composición y funciones:

            Regulado en el artículo 3 del Reglamento. Corresponde a la ICF designar al personal encargado de realizar las clasificaciones de los palistas, así como el número de profesionales encargados de la misma. Estará integrado por:

            ▪ Un Director de Clasificación (Head of Classification, en adelante HOC): le corresponde la dirección, administración y coordinación del establecimiento de las clasificaciones.

            ▪ Un Clasificador: es una persona autorizada por la ICF, con titulación oficial expedida por la misma. Le corresponde realizar todo, o gran parte del proceso de clasificación del deportista.

            ▪ Un Jefe de Clasificadores: le corresponden las funciones de dirigir, administrar y coordinar las normas de clasificación para una competición específica.

            ▪ Uno o varios becarios/practicantes de clasificación: les corresponden las funciones de clasificaciones a nivel de competiciones nacionales.

 

C. La clasificación de los palistas paracanoes: criterios de clasificación y categorías:

            Regulada en los apartados tercero, cuarto y quinto del Reglamento, la evaluación y posterior clasificación del palista es el proceso mediante el cual los deportistas son clasificados en las diferentes categorías en las que competirán. Se realizan siguiendo varios pasos y atendiendo al grado de discapacidad del atleta.

            Corresponde a la ICF determinar si un deportista tiene una condición que le hace susceptible de clasificación para competir en la modalidad de paracanoe. Para ello contará con toda la información facilitada por el palista. Corresponde al HOC determinar si la condición que presenta el palista puede implicar alguna contraindicación para la práctica del paracanoe o riesgo para la salud. En ese caso, el HOC podrá incluir al palista en la categoría de «clasificación no completada» (art. 10 del Reglamento).

            Las discapacidades que pueden llevar a clasificar a un deportista en alguna de las categorías de paracanoe son, entre otras, las contenidas en el Apéndice número 1 del Reglamento:

            1.ª Deficiencia en la fuerza muscular (sólo contempla los músculos del tracto inferior): ejemplos de ella son: lesión medular, paraplejia tetraplejia, paraparesis, distrofia muscular, post-polio y espina bífida.

            2.ª Deficiencia en las extremidades: amputaciones traumáticas o debidas a enfermedades como cáncer, o dismelia, deficiencias en el crecimiento de las piernas, acondroplasia u osteogénesis imperfecta.

            3.ª  Hipertonia muscular: incremento de la tensión muscular y alteración de la capacidad de contraer los músculos: parálisis cerebral, daño cerebral adquirido y esclerosis múltiple.

            4.ª Ataxia: deficiencias en la coordinación de los músculos.

            5.ª Deficiencias en la capacidad de movimientos en miembros inferiores: artrogriposis, traumatismos en las articulaciones, contracturas traumáticas.

            El artículo 9 del Reglamento define la «clase» o sport class como la categoría en la que se clasificará al palista, teniendo en cuenta alguna de estas discapacidades, así como su habilidad para ejecutar funciones o movimientos fundamentales para el piragüismo.

 

D. La evaluación del palista. El Panel de Clasificación:

            El Panel de Clasificación (arts. 11 y 12) es un grupo de clasificadores (ver art. 3.7) designados por el Subcomité de Clasificación de la ICF y compuesto por al menos dos miembros: un clasificador médico y un clasificador técnico (normalmente un fisioterapeuta).

 

E. Las sesiones de evaluación

            Según el artículo 13, corresponde a la Federación Nacional a la que pertenezca el palista, la observancia de las obligaciones del proceso de evaluación por parte del atleta, el cual tendrá derecho a estar acompañado, en todo el proceso, por un miembro de su Federación Nacional. En todo caso, el atleta estará acompañado de esta persona si es menor de edad o persona con discapacidad intelectual. Esta persona deberá conocer la discapacidad del palista, así como su historial deportivo.

            En todo momento, el palista deberá facilitar toda la información sobre su identidad, así como sus tratamientos médicos, discapacidad y ayudas técnicas que precisa.

            Finalmente, el Panel de Clasificación puede requerir la observación del palista en competición. Esta observación se llevará a cabo siempre, durante la primera vez que el deportista toma parte en una competición.

 

F. El estatuto del deportista clasificado: la clase deportiva

            Una vez completado el proceso de evaluación y, en su caso, la observación en competición, el Panel de Clasificación asignará una «clase deportiva» o clasificación al deportista. Actualmente, a nivel internacional, sólo existen de forma oficial las clasificaciones KL1, KL2, KL3, VL1, VL2 y VL3 sobre la distancia de 200 metros, tanto en mujer como en hombre. Estas clasificaciones atienden, no sólo, al grado de funcionalidad del palista para ejecutar habilidades y movimientos esenciales en el piragüismo, sino también al tipo de embarcación en la que compite, como hemos explicado en el apartado I del presente trabajo. Así, en cualquiera de las dos modalidades de competición (kayak y Va´a), el palista obtendrá la clasificación 1, 2 o 3, siendo la clasificación 1 la que implica mayor grado de dificultad para ejecutar los movimientos esenciales para el piragüismo, la 2 la que implica una dificultad media y la 3 la que implica menor grado de dificultad. De acuerdo con los apartados 7, 8 y 9 del artículo 15 del Reglamento, las clasificaciones pueden dividirse en clasificación confirmada (C) (cuando es previsible que la discapacidad del palista y su habilidad para realizar las tareas propias del piragüismo sea permanente), clasificación revisable (R) (cuando el Panel de Clasificación estima que el palista requerirá de futuras evaluaciones que puedan modificar su clasificación) y clasificación revisable con plazo de revisión establecido (FRD) (cuando el Panel de Clasificación considera la categoría del palista, revisable, pero no necesariamente antes de que se haya determinado un plazo para ello, de acuerdo con las determinaciones médicas pertinentes).

 

IV. MI EXPERIENCIA PERSONAL COMO PARACANOÍSTA. EL CLUB MONKAYAK HIBERUS DE ZARAGOZA. EL PRIMER EQUIPO ARAGONÉS DE PARACANOE

            Como mujer con diversidad funcional, siempre he considerado que la actividad física debe ocupar una parte esencial en el día a día de cualquier persona con esta condición, muy especialmente practicando aquellas modalidades deportivas mas invisibilizadas en el mundo de la discapacidad. Es así como hace muchos años me integré en un equipo de competición de natación que formaba parte de la obra social de la Caja de Ahorros de la Inmaculada y tuve la ocasión de asistir a dos campeonatos nacionales. Pero la compatibilidad del deporte con mis estudios de Derecho no fue fácil y, durante años, me vi obligada a abandonar la práctica deportiva.

            En el año 2004, sin embargo, conocí la Fundación También, situada en Madrid, la cual, bajo la dirección de Teresa Silva, ex campeona de parapente y parapléjica, ofrece actividades deportivas al aire libre para personas con discapacidades, como handbyke, esquí adaptado o piragüismo. De todos ellos, fue el piragüismo el que más me sedujo, por las grandes dosis de libertad y autonomía que ofrece, por el contacto más directo con la naturaleza que implica y porque, navegando en mi piragua, me siento en igualdad de condiciones con personas sin discapacidad.

            Pensé, tras un tiempo, en practicar este deporte en un nivel más orientado a la competición. Fue entonces cuando tuve la suerte y el placer de conocer, en el año 2016, a Selma Palacín, destacada piragüista zaragozana, varias veces campeona de España y de Europa y promotora del Club Monkayak Hiberus, creado en 2010. Ella es, en la actualidad, mi entrenadora, junto con otros técnicos y voluntarios de este Club, con el que comencé a competir en marzo de 2016, obteniendo, en Zaragoza, la medalla de oro que me convirtió en campeona de Aragón de paracanoe y, meses después, la medalla de oro en el campeonato autonómico de invierno celebrado en Aranjuez. Es de destacar que las pruebas de paracanoe a nivel nacional se celebran simultáneamente con las de piragüismo en otras categorías, favoreciendo así la integración de todos los deportistas.

            Poco a poco, fui incrementando mi palmarés. Pero, sin duda, mi aspiración y la de todo el Club era contagiar este entusiasmo a otras personas en mi misma situación y animarlas a la práctica del piragüísmo. Con este deseo, en septiembre de 2017 el Club organizó el Primer Clinic de Paracanoe de Aragón, en el que ofrecimos la oportunidad de venir a palear con nosotros, después de haber impartido una conferencia sobre este deporte, junto a los destacados paracanoístas Evilio Alonso e Higinio Rivero.

            Como era de esperar, la convocatoria dio los frutos esperados y, merced a ello, el Club Monkayak Hiberus firmó, el 12 de febrero de 2018, un convenio de colaboración con la asociación «Aragua» de natación adaptada. Mediante este convenio, varios nadadores se integraron en nuestro Club, con objeto de probar el deporte de la piragua. Nacía así el equipo de paracanoe de Aragón.

            Actualmente somos seis integrantes, los que formamos este equipo, gracias a la ayuda y esfuerzo encomiable de nuestros entrenadores y de todos los que integran el Club Monkayak Hiberus, el cual sigue obteniendo innumerables éxitos, a la vez que favorece la inclusión en este apasionante deporte a niños, jóvenes, mujeres y personas con discapacidad, que esperamos superarnos día a día, mejorar nuestro rendimiento y alentar a más personas a experimentar los beneficios que la práctica del piragüismo conlleva.

 


Clara Gaudó Gállego

Licenciada en Derecho

 

 

 

© AEDD 2019

 

Descarga aquí el pdf con el comentario.

 

Anterior El mercado ha sido de las Ligas
Siguiente La tanda de penaltis: de ABAB a ABBA

Utilizamos cookies propias y de terceros para Localización de navegación, registro y control, visitas y estadisticas e identificación.

Al pulsar el botón "Acepto" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Saber más

Acepto