Comentario sobre la declaración de incompetencia del TAD en el caso del Club Universitario de Deportes contra la FPF

Recientemente diferentes medios de comunicación peruanos (La República, Líbero, El Comercio y Depor, entre otros) y el propio Club Universitario de Deportes pusieron en conocimiento de la opinión pública que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAD) se declaró incompetente para conocer del recurso interpuesto por el Club Universitario de Deportes frente a la Resolución N.º 0022 del Tribunal de Concesión de Licencias de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), de fecha 29 de noviembre de 2017, que le impuso la sanción de prohibición de efectuar transferencias de jugadores (nuevo registro de jugadores) nacionales o extranjeros hasta el 31 de diciembre de 2018.

A la fecha el Tribunal Arbitral del Deporte (TAD) todavía no ha notificado a las partes el laudo señalando en su caso el tribunal competente para conocer del recurso frente a la mencionada Resolución. Por tal motivo y antes de que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAD) se pronuncie al respecto, mediante el presente artículo realizaré un comentario jurídico del caso.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) resolvió en su sesión de Consejo, de fecha 13 de septiembre de 2016, poner en vigencia el Reglamento de Licencia de Clubes el cual se basa en la Circular FIFA N.° 1128, de fecha 28 de diciembre de 2007, mediante la cual se comunicó que el 57º Congreso de la FIFA aprobó el Reglamento de Licencias de Clubes y su implementación obligatoria.

Según el artículo 10 del Reglamento de Licencia de Clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), «el presente Reglamento para la concesión de Licencia de Clubes servirá de base para el Reglamento Nacional de las Asociaciones Miembro». Por ello, cuando la Federación Peruana de Fútbol (FPF) redactó el Reglamento para la Concesión de Licencias de Clubes de Fútbol Profesional (versión 2016) en cumplimiento del citado precepto se basó en el mencionado Reglamento. He de indicar que el Reglamento para la Concesión de Licencias de Clubes de Fútbol Profesional (versión 2016) es el aplicable al caso del Club Universitario de Deportes contra la Federación Peruana de Fútbol.

Hay que tener presente que, según el artículo 14 del Reglamento de Licencia de Clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), «el cedente de la licencia es la Asociación Miembro que es responsable de la correcta implementación del sistema en su territorio y observa el cumplimiento de las tareas y obligaciones establecidas por la CONMEBOL y la FIFA en referencia a la Concesión de Licencias de Clubes. Al respecto, el cedente de la licencia debe asegurar que las normativas establecidas en este Reglamento son integradas en el Reglamento Nacional de las Licencias de Clubes que participarán en las competiciones organizadas por la confederación y que debe ser enviado a la administración de la CONMEBOL para su revisión y validación». Por lo tanto, la Federación Peruana de Fútbol (FPF) es la responsable de la correcta implementación del sistema de licencias en el Perú.

El artículo 20 del Reglamento de Licencia de Clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) establece que «el cedente de la licencia establecerá tres instancias de decisión, cuyos nombres determinará: a) Órgano de Primera Instancia (OPI) (Obligatorio). b) Instancia de Apelación (IA) (Obligatorio). c) Arbitraje (Opcional)». Por ello, la Federación Peruana de Fútbol (FPF) tenía la obligación de crear un órgano de primera instancia y una instancia de apelación. En este sentido, cumplió con crear la Comisión de Concesión de Licencias (órgano de primera instancia) y el Tribunal de Concesión de Licencias (instancia de apelación). Sin embargo, no creó una tercera instancia de decisión que recordemos era opcional.

Según el artículo 40 del Reglamento de Licencia de Clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), «la Asociación Miembro decidirá si el Sistema de Concesión de Licencias de Clubes está bajo la jurisdicción de un tribunal arbitral especificado en sus estatutos». Por lo tanto, en aplicación de los artículos 20 y 40 del mencionado Reglamento, la Federación Peruana de Fútbol (FPF) tuvo la facultad de incluir una tercera instancia de decisión consistente en un tribunal arbitral que revisara las decisiones dictadas por la instancia de apelación pero finalmente no lo hizo.

El artículo 42 del Reglamento de Licencia de Clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) señala que «las Asociaciones Miembro podrán establecer una tercera instancia, ante un Tribunal de Arbitraje dentro del territorio de la Asociación. La resolución emanada por ese Tribunal será inapelable, causando ejecutoriedad una vez notificadas las partes». He de indicar que la Federación Peruana de Fútbol (FPF) cuando redactó el Reglamento para la Concesión de Licencias de Clubes de Fútbol Profesional no estableció una tercera instancia.

Asimismo, el artículo 43 del Reglamento de Licencia de Clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) establece que, «en caso de que lo considere, la Asociación Miembro podrá crear un Tribunal Arbitral de conformidad a la ley de Arbitraje Nacional o podrá adherirse a un Tribunal Arbitral local ya existente para que estos entiendan como última instancia las resoluciones dictadas por el Órgano Inferior». Por lo tanto, a pesar de que el citado Reglamento facultada a la Federación Peruana de Fútbol (FPF) para crear un tribunal arbitral o adherirse a un tribunal arbitral local ya existente para que los mismos resolvieran las resoluciones del órgano de apelación, la Federación Peruana de Fútbol (FPF) decidió no crear tribunal arbitral alguno ni adherirse a un tribunal local ya existente de forma que las resoluciones del órgano de apelación son inimpugnables.

Siguiendo las pautas establecidas por el Reglamento de Licencia de Clubes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), el Reglamento para la Concesión de Licencias de Clubes de Fútbol Profesional de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) establece, en el artículo 6.º, que «la Comisión actuará como el órgano colegiado de primera instancia de la FPF para los casos que le competan de acuerdo a este Reglamento en tanto será el Tribunal designado por la FPF la autoridad que en segunda y última instancia resuelva cualquier reclamo del club solicitante relacionado a las resoluciones que emita la Comisión». Por lo tanto, la Federación Peruana de Fútbol (FPF) cumplió con establecer tanto el órgano de primera instancia como la instancia de apelación.

El artículo 22.A del Reglamento para la Concesión de Licencias de Clubes de Fútbol Profesional de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) señala que «la resolución de la Comisión podrá ser apelada en segunda y última instancia ante el Tribunal de Concesión de Licencias de la FPF (en adelante el “Tribunal”) por el club solicitante o el Gerente de Concesión de Licencias». El mencionado artículo establece que «el fallo del Tribunal es definitivo e inapelable, dando igualmente conclusión al procedimiento de concesión de la Licencia. Así, contra lo resuelto por el Tribunal no cabe interponer recurso alguno, ni ante los tribunales ordinarios, ni ante los arbitrales, ni ante los deportivos, ni ante los de ningún otro tipo». Este artículo podría entenderse aplicable únicamente al procedimiento de concesión de la licencia y no al procedimiento de fiscalización del cumplimiento de criterios y disposiciones reglamentarias.

En relación al procedimiento de fiscalización del cumplimiento de criterios y disposiciones reglamentarias regulado en el Anexo del Reglamento para la Concesión de Licencias de Clubes de Fútbol Profesional de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), el artículo V del mismo establece que «la resolución mediante la cual la Comisión atribuye el incumplimiento de los criterios de licenciamiento u otros incumplimientos al Reglamento e impone las sanciones correspondientes a los clubes, podrá ser apelada por los clubes en el plazo de cinco (5) días hábiles, computados desde el día siguiente de la notificación de la resolución. La apelación se dirige al propio Tribunal, debe formularse por escrito e ir acompañada del recibo de depósito en cuenta bancaria de la FPF del monto equivalente al 20% de la UIT». Hemos de tener presente que, según el mencionado artículo V, «lo resuelto por “el Tribunal” es inimpugnable y da por concluido el procedimiento sancionador, sin que pueda ser recurrido ante ningún órgano de justicia, ni administrativo, ni jurisdiccional, ni deportivo, ni arbitral, ni de ningún otro tipo».

Por lo tanto, de conformidad con el Reglamento para la Concesión de Licencias de Clubes de Fútbol Profesional de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), la Resolución N.º 0022 del Tribunal de Concesión de Licencias de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), de fecha 29 de noviembre de 2017, que le impuso al Club Universitario de Deportes la sanción de prohibición de efectuar transferencias de jugadores (nuevo registro de jugadores) nacionales o extranjeros hasta el 31 de diciembre de 2018 es inimpugnable y da por concluido el procedimiento sancionador. Por ello, la mencionada resolución no puede ser recurrida ante el Tribunal Arbitral de Deporte (TAD) ni ante los tribunales ordinarios. En este sentido coincido con lo resuelto por el Tribunal Arbitral de Deporte (TAD) al señalar que es incompetente para conocer del recurso interpuesto por el Club Universitario de Deportes.

© AEDD 2018

 

Miguel Muerza López
Abogado. Máster en Derecho Deportivo
Gotelli & Yataco Arias Abogados

 

 

Descarga aquí el comentario en PDF.

Anterior ¿Cuál será el destino de Paolo Guerrero?
Siguiente Nota sobre el régimen jurídico del Comité Olímpico Venezolano