“Un nuevo marco jurídico para el deporte” (Crónica del Congreso)

Los días 6, 7 y 8 de junio se ha celebrado en Madrid el Congreso que llevaba por título “Un nuevo marco jurídico para el deporte”, dirigido por Alberto Palomar Olmeda y Carmen Pérez González.
El martes 6 de junio a las 9:00 h se inauguró el Congreso por parte de Alberto Palomar Olmeda, director del mismo, quien presentó a Alejandro Blanco, Presidente del Comité Olímpico Español y a Ramón Lete Lasa, Presidente del Consejo Superior de Deportes.
Alejandro Blanco agradeció la imagen de unidad dentro de la pluralidad de criterios y destacó la oportunidad del Congreso para escuchar, proponer y debatir sobre el marco jurídico del deporte español.
Ramón Lete, tras describir la transversalidad propia del Derecho deportivo y su proyección en distintas actuaciones, señaló que sólo de la controversia nace el diálogo y que nos encontramos en una etapa propicia para el consenso y búsqueda de espacios comunes. Para finalizar agradeció labor de los directores del Congreso, la del Comité Olímpico Español y el ofrecimiento de la sede al recientemente nombrado decano del Instituto Nacional de Educación Física Vicente Gómez Encinas.
           Seguidamente Carmen Pérez González presentó la conferencia inicial que trató del papel del Estado en el deporte, siendo la primera intervención a cargo del Dr. Alberto Palomar, profesor titular de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III. El modelo de la Ley del Deporte de 1990 estaba cogido con alfileres y se enlazaban algunos títulos competenciales para un modelo pensado en clave continuista y especialmente federativo que hoy produce bastantes insuficiencias. El profesor Palomar apuesta por una futura normativa que genere relaciones interadministrativas, establecer distintas competencias entre los diversos proveedores de servicios deportivos, principios comunes de actuación, introducción de materias que afectan al medio ambiente y al dominio público, conexión con títulos colaterales como la educación, la salud y las nuevas titulaciones y creación de una conferencia sectorial.

cronica congreso0
Posteriormente el abogado Juan Antonio Landaberea Unzueta planteó una perspectiva complementaria desde la clara necesidad de crear un nuevo marco jurídico del deporte y dejar atrás la Ley de 1990, que ha sufrido ya diez modificaciones. Apuesta por una nueva ley que recoja el deporte profesional y el deporte aficionado, ya que puede haber organismos que regulen ambas realidades, mostrándose partidario de un sistema mixto que ni publifique todo el deporte ni que sea un modelo totalmente privado.
           A las 11:00 h se desarrolló la primera mesa redonda en la que intervino Antonio Fernández Martínez, Secretario General de Deportes de la Junta de Andalucía, quien comentó las novedades recogidas en la nueva Ley del Deporte de esta Comunidad Autónoma, fruto del consenso de todos los partidos políticos.
           En segundo lugar Juan José Dueñas, Presidente de la Federación Madrileña de Natación, argumentó la necesidad de una nueva Ley del Deporte que regule las instalaciones deportivas, las estructuras asociativas y el espectáculo deportivo.
           José Luis Bruna Brotons, Presidente de la Federación Española de Pesca, también se mostró de acuerdo con la creación de una nueva ley, alabando la nueva Ley Andaluza del Deporte e insistiendo en la inclusión de las actividades recreativas en el régimen federativo para que los deportistas que no compitan estén federados; añadió además que debería regularse el respeto por los ecosistemas acuáticos.
           Por su parte, Miguel Ángel García Caba, abogado experto en Derecho deportivo, expuso que es el momento idóneo para repensar el modelo federativo separando las distintas funciones en diversos entes, acciones ejecutivas por un lado y acciones organizativas por otro.
           Finalizó la mesa redonda Ramón Barba Sánchez, Subdirector General del Consejo Superior de Deportes, quien se sumó a las necesidades del resto de los componentes de la mesa pero viendo posibles dificultades en cuanto a la eficacia en la práctica.
           A las 12:15 h, tras una pausa, intervino Andreu Camps, Catedrático del Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña, quien definió el sistema deportivo actual como un modelo piramidal de naturaleza asociativa, monopolístico y publificado. Opina que en la actualidad se regula mucho el sujeto y muy poco la actividad y que hay errores conceptuales en la delegación de las funciones públicas. Sus propuestas de mejora pasan por analizar otros sistemas internacionales como el francés o el canadiense y ver lo que puede sernos útil. Además incide en la necesidad de introducción del buen gobierno mediante una agencia independiente, flexibilizar el modelo de las federaciones y profesionalizar la gestión pero sin olvidar que nos encontramos en un modelo asociativo.
           Seguidamente Nefer Ruiz Crespo, abogada de Transparencia Internacional, explicó cómo la complejidad de la estructura deportiva provoca autoaislamiento, estancamiento y carencia de cultura de cumplimiento, para lo que propuso cuatro soluciones; pactos de integridad, políticas de buen gobierno, compliance que no sólo prevenga delitos sino que también genere ética empresarial y reputacional y transparencia.
           Sobre las 13:30 empezó la segunda mesa redonda, siendo el primer turno para el José Luis Pérez Triviño, profesor de la Universidad Pompeu Fabra, quien debatió sobre la necesidad de la revisión de la disciplina deportiva a través de una tipificación más clara y precisa, plantando la incorporación en el deporte base de un papel activo para el infractor en el que adquiera la responsabilidad de la reparación en vez de métodos meramente represivos.

cronica congreso
           Luis Rubiales Béjar, Presidente de la Mutualidad de Deportistas Profesionales, insistió en que hace falta un impulso al fútbol femenino, modificación de las elecciones federativas y mayor integridad en los procesos.
           Marco Antonio Rioja, Presidente de la Federación Española de Esgrima, se declaró a favor del modelo mixto actual, aunque lo encuentra excesivamente publificado y destacó la falta de un sistema de financiación adecuado, la carencia del ánimo de lucro y el valor del voluntariado.
           Eduardo Blanco Pereira, profesor de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad de la Coruña, explicó que el modelo estatal actual entra en contradicción con el resto de los modelos autonómicos, llevando la evolución del hecho deportivo implícita la necesidad de modificar su estructura, incluyendo el deporte para todos dentro de las federaciones. Hay normativa sectorial autonómica que índice en el deporte, como es el caso del turismo, el voluntariado, seguridad e higiene…
           Francisco Moreno Carrasco, Fiscal de Sala, expuso que la heterogeneidad de la organización requiere buena gobernanza. En este mismo sentido se manifestó el último integrante de la mesa redonda Pablo Salazar Gordón, Director General de Deportes de la Comunidad Autónoma de Madrid.
           Tras el almuerzo, se trató el modelo publificado de la organización deportiva, así Ramón Terol Gómez, profesor de la Universidad de Alicante, negó la necesidad de calificar las funciones como públicas y propuso variar las formas de intervención públicas.
           Por otra parte Antonio Descalzo González, de la Universidad Carlos III de Madrid, explicó la tradicional indefinición pública del deporte con una tradición histórica muy arraigada. Hay que analizar lo que se puede mejorar sin desmantelar todo el sistema que ha funcionado durante años.
           Finalizó la primera jornada con una mesa redonda. Primero expuso María José López González, abogada experta en Derecho deportivo, que criticó la ausencia de asociaciones de deporte femenino en el Congreso, así como las alusiones al General Moscardó. Incidió en la necesidad de desarrollar la sociedad civil, apoyar el talento y crear convenios colectivos para el deporte femenino.

cronica congreso3
Seguidamente, Julián Espartero Casado, Profesor de la Universidad de León, disertó sobre el handicap del modelo federativo español, que encomienda a las federaciones funciones públicas de un modo que demuestra desconfianza en su gestión por el exceso de controles.
Jesús Avezuela Cárcel, miembro del Tribunal Administrativo del Deporte, señaló que este tribunal reduce mucho la litigiosidad por la fusión de órganos.
           Alfonso Lahuerta Izquierdo, Director General de Deportes de Castilla y León, informó de la intención de lanzar un nuevo proyecto de la Ley del Deporte de Castilla y León y de la urgente necesidad de una armonía entre el Estado y las Comunidades Autónomas.
           Finalizó la primera jornada Raúl Chaparro Serrano, Presidente de la Federación Española de Atletismo, quien reflexionó sobre los medios que se cuentan para realizar las funciones delegadas.
En la primera sesión del día 7 de junio se analizó la reformulación del régimen de disciplina deportiva y del sistema de recursos. El debate fue moderado por Alberto Palomar Olmeda, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid. Miguel Casino también profesor de la Universidad Carlos III, comenzó su exposición hablando sobre la potestad sancionadora. Las medidas sancionadoras en el ámbito deportivo no están para sancionar sino para devolver o restablecer la normalidad o el orden. El debate gira sobre la publificación de las medidas disciplinarias. En materia de prevención de la violencia en el deporte y del dopaje, la norma sirve para corregir comportamientos, pero habría que calibrar la respuesta que den los tribunales deportivos y analizar si los hechos han supuesto o pudieron derivar en desorden público.
A continuación intervino, como contraponente, José María Suarez López, profesor de la Universidad de Granada y Presidente del Comité Andaluz de Disciplina Deportiva, quien señaló que la relación entre el Derecho penal y el administrativo genera tensión. El régimen disciplinario debe analizarse mediante dos claves: mayor eficacia y mayor garantía. Finalizada su exposición, se constituyó la primera mesa redonda de la mañana que comenzó con la intervención de Enrique Arnaldo Alcubilla, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y Presidente del Tribunal Arbitral del Deporte, quien, como punto de partida del debate, incitó a justificar la necesidad de la intervención pública en el deporte y hasta donde debe llegar esta intervención.
En segundo lugar intervino Pablo Mayor Menéndez, abogado y Miembro del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, quien resaltó que tratar comportamientos deportivos conlleva muchas dificultades. Habló de las conductas reflejadas por el árbitro en el campo de juego que no deberían judicializarse y deberían resolverse solo en el ámbito deportivo, salvo lo que afectara al orden público.
A continuación expuso sus argumentos Ana Ballesteros Barrado, abogada, quien se preguntó si el modelo que tenemos es válido o no y, respecto a las sanciones a los menores, apeló a que se introduzcan sanciones educativas en el ámbito de las federaciones deportivas, puesto que, en las que se han implementado estas medidas, están siendo positivas y satisfactorias.
Seguidamente, Eloísa Carbonell Porras, profesora de la Universidad de Jaén, habló sobre la distinción entre las medidas de policía y las sancionadoras, indicando que en ambos casos, existe una serie de garantías, pero la diferencia es el régimen jurídico aplicable. El Tribunal Administrativo del Deporte es un ejemplo de órgano colegiado que resuelve ajustado a Derecho y tiene pleno encaje en el orden económico administrativo. Continuó indicando que el procedimiento sancionador debería llevarlo a cabo un órgano de la Administración, pues de lo contrario se estaría perturbando el sistema.
Para finalizar esta mesa redonda participó José Rodríguez García, abogado, quien centró su intervención en el régimen disciplinario, citando el caso Heras y la resolución del Tribunal Supremo que pone en cuestión la decisión del Tribunal Arbitral del Deporte, su figura e independencia.
La segunda ponencia de la mañana dedicada al Régimen Jurídico del deportista, fue moderada por Carmen Pérez González, profesora de la Universidad Carlos III de Madrid. En ella intervino como ponente Alberto Palomar Olmeda, quien comenzó indicando que dicho régimen es un esquema normativo muy disperso, además indicó que los derechos de los deportistas son estatutarios. También se refirió a la licencia del deportista, indicando que no va unida al reconocimiento de derechos explícitos, aunque algunos aparecen como es el caso del voto; además la licencia contiene categorías que son puramente deportivas, resaltando que la licencia única se ha convertido en un problema en lugar de en una solución válida. Otro aspecto importante que cuestionó es el vigente sistema de prestaciones del deportista profesional.
Como contraponente intervino el Antonio Sempere Navarro, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, poniendo el énfasis en la dificultad de alcanzar un acuerdo para definir quién es deportista. Analizó una serie de sentencias en las que se ven inmersos deportistas generalmente de categorías inferiores.
Para finalizar, resaltó la necesidad de que el posible nuevo estatuto jurídico debe dedicar una parte al deporte femenino, y considera que debe darse un toque de atención tanto a la Federación Española de Baloncesto, como a la Internacional, respecto a las prácticas que están llevando a cabo sobre el embarazo de sus deportistas.
Finalizada su exposición, se configura una nueva mesa redonda, también moderada por Carmen Pérez González. En primer lugar intervino Antonio García Plata, Presidente de la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala, indicando la necesidad de una nueva Ley del Deporte, centrando seguidamente su exposición en el estatuto del deportista.
Seguidamente Reyes Bellver Alonso, abogada y Presidenta de la Asociación Madrileña de Derecho Deportivo, puntualiza la necesidad de una regulación del deportista. Defiende la posibilidad de regular desde la raíz, la igualdad del hombre y la mujer deportista.
Javier Rodríguez Ten, profesor de la Universidad San Jorge de Zaragoza, centra su exposición en aspirar a tener un código del deporte con rango de Ley que incluya todos los ámbitos del deporte y en conseguir la comprensión de lo que significa el deporte a nivel de todos los estamentos del Estado.
A continuación, Nicolás de la Plata, profesor de la Universidad Europea de Madrid, habla de la tipología del deportista que debería existir, tendría que recibir apoyo a todos los niveles, con asesoramiento técnico, apoyo educativo integral, adaptación de sus pruebas académicas, etc.
Por último, Francisco Blázquez García, Presidente de la Federación Española de Baloncesto, indicó que los protagonistas del deporte son los propios deportistas. Planteó que los clubes en vez de tener que cotizar al Régimen General de la Seguridad Social, deberían hacerlo a uno especial que facilite su viabilidad.
Tras el almuerzo, a las 15:30, reanudó la jornada Félix Plaza, abogado socio de Garrigues, que comentó el marco fiscal del deporte, indicó que, respecto al IRPF, los deportistas deberían tener un tratamiento diferente por las particularidades de su profesión, lo que hace que sea una situación individualizada. Las medidas fiscales tienen que ir dirigidas a deportistas por debajo de un umbral de renta determinado, unos 60.000 € y un límite temporal de no más de diez años. También expuso las peculiaridades respecto a los deportistas no residentes, los derechos de imagen que se explotan a través de sociedades y las remuneraciones a los agentes. Propuso exenciones para ayudar en los estudios y en la compra de material deportivo. Por último relacionó el régimen de acontecimientos de excepcional interés público con el programa de incentivos fiscales del patrocinio y las donaciones.
           En segundo lugar, Salvador Ruiz Gallud, socio Director de Equipo Económico, explicó la necesidad de simplificar la normativa, los diferentes plazos y su interpretación así como los programas orientados a evitar la doble no imposición.
           La segunda jornada terminó con una mesa redonda compuesta por representantes de los distintos partidos políticos. Estuvieron presentes Ángel Luis González Muñoz, del Partido Popular, Javier Antón Cacho, representando al PSOE, María Teresa Arévalo Caravallo de Unidos Podemos, Rodrigo Gómez García de Ciudadanos, Joseba Andoni Aguirretxea Urresti, del PNV y Miriam Nogueras i Camero del Grupo Mixto.
           El jueves 8 de junio a las 9:00 h se inició la primera sesión sobre el marco para el desarrollo de la actividad económica del deportista profesional con la conferencia de Rafael Baena Zapatero, abogado socio de Ashurt, quien concluyó que el deporte profesional se integra dentro del entretenimiento, a la hora de su explotación económica, como el teatro o el cine, y si esto se reconociera los beneficios económicos serían mayores. Dijo que era necesario eliminar barreras, evitar los conflictos de interés y fomentar la libertad de empresa.
En segundo lugar, Pablo González Espejo, abogado socio de Uría y Menéndez, analizó situaciones entre la libertad y la regulación, debe de haber libertad de empresa, hoy hay dualidad entre los administrativistas y los mercantilistas. El Derecho deportivo ha generado nuevos temas mercantiles como la generación de derechos audiovisuales, también debatió sobre las formas societarias en el deporte profesional, incidiendo en la evolución de las sociedades anónimas deportivas.
           Sobre las 10:30 tuvo lugar una mesa redonda, siendo la primera ponente Sara Moya Izquierdo, abogada de Gómez Acebo y Pombo, quien habló sobre las ayudas del Estado al fútbol.
           Posteriormente intervino Luis Cazorla, abogado socio de Cazorla Abogados, quien explicó su visión del deporte profesional como una industria del ocio que tenía que intentar evolucionar a un modelo de negocio profesionalizado.
En tercer lugar José Ángel Sánchez, Director General del Real Madrid, quien se mostró preocupado con la competencia de la liga inglesa.
Por último, Claudio Gómez, de la Asociación de Baloncestistas Profesionales, describió cómo en la actualidad el balonmano no está etiquetado por la Ley de 1990 como deporte profesional, teniendo sin embargo ya firmado el cuarto convenio colectivo. La catalogación del Balonmano como deporte profesional ayudaría a los clubes.
           Tras una pausa, sobre las 12:00h, Jesús Mercader Ugina, profesor de la Universidad Carlos IIII de Madrid, efectuó un diagnóstico de la situación laboral del deportista profesional. El mercado de trabajo deportivo tiene particularidades, el deportista profesional es un trabajador especial, debido a factores como la formación, horario, temporalidad, tipo de vínculo, extinción, invalidez, controles de dopaje… Por otro lado existen incertidumbres respecto a los seleccionadores, árbitros, entrenadores, derechos indemnizatorios.
           Seguidamente Remedios Roqueta, profesora de la Universidad de Valencia, delimitó las diferencias entre el deportista profesional y el deportista compensado, que sólo percibe una compensación pero no tiene contrato de trabajo. También explicó la falta de sentido del contrato a tiempo parcial en el deporte profesional, así como de la figura del voluntario que tampoco aporta soluciones. Propuso diversas opciones teniendo en cuenta el salario mínimo interprofesional.
Sobre las 13:30 una nueva mesa redonda acogió a Alfonso Reyes, Presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales, quien describió brevemente la situación de los profesionales del Baloncesto, Marta Alamán Calabuig, socia de PWC, quien habló de las relaciones laborales encubiertas en del deporte profesional, y Javier Hervás, socio de KPMG, quien quiso diferenciar también entre aquellos clubes que realizan una actividad profesional y los que funcionan sólo como asociaciones. Para finalizar la mesa redonda Clemente Villaverde, Gerente del Atlético de Madrid, habló de que en su club se ha regularizado la situación con la Seguridad Social, pero sigue habiendo problemas con los menores de dieciséis años, que perciben su contraprestación a través de becas o por medio de fundaciones que llegan a sus progenitores.
           Sobre las 16:00 se celebró la última mesa redonda del Congreso en torno a la organización del deporte profesional, siendo Javier Tebas el primero en intervenir, solicitando prudencia en las reformas legislativas porque pueden perjudicar a la industria del fútbol y poniendo en valor el papel de los clubes.
           Seguidamente Ricardo Hijós González dijo que la actual Ley del Deporte no es operativa porque la legislación no encaja con la realidad actual del balonmano y de otros deportes.
En tercer lugar expuso Francisco Roca, representante de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB), quien debatió sobre el buen momento mediático de las retrasmisiones televisivas que atraen otras fuentes de financiación y la necesidad de establecer líneas rojas en las ligas continentales, así como la protección de los talentos.
Posteriormente, Javier Lozano, Presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Sala, reivindicó un espacio legal que reconociera ligas que no sean sólo de fútbol y baloncesto.
Finalmente Javier Gillén, miembro del Consejo del Ciclismo Profesional, estableció las diferencias entre los dos grandes grupos que organizan carreras de forma profesional y el resto que no tienen carácter empresarial. Sería importante regular los criterios de los eventos de interés general de forma objetiva.
           El Congreso fue clausurado por Alejandro Blanco, Presidente del Comité Olímpico Español y Ramón Lete Lasa, Presidente del Consejo Superior de Deportes. Ambos resaltaron la importancia del cambio de impresiones, propuestas y planteamiento de problemas que habían tenido lugar durante el evento. Tras el agradecimiento a los asistentes se dio por terminado el congreso.

 


Beatriz Lorenzo Calvo y Juan Manuel Yela Torres
Colaboradores de la Asociación Española de Derecho Deportivo

Anterior Memoria de la Asociación del año 2016
Siguiente Última reunión de la junta directiva, que queda “en funciones”