Crónica IV Jornadas de Derecho Deportivo del Real Betis Balompié (Sevilla, 15 y 16 de febrero de 2018)

          Los días 15 y 16 de febrero se han celebrado en Sevilla las IV Jornadas de Derecho Deportivo, organizadas por la Fundación del Real Betis Balompié. La coordinación de las mismas ha correspondido María Laffitte Ageo, abogada experta en Derecho del deporte, quien se encargó el jueves por la tarde de presentar la actividad, agradeciendo a los ponentes su participación así como la colaboración de los patrocinadores.

         En la presentación institucional de las Jornadas, interviene en primer lugar Rafael Gordillo Vázquez, Presidente de la Fundación del Real Betis Balompié, quien, después de dar la bienvenida a los asistentes, enumeró de manera detallada las actividades que realiza la Fundación.

         A continuación, nuestro compañero Antonio Millán Garrido, que asistía en calidad de Presidente de la Asociación Española de Derecho Deportivo, después de agradecer su invitación a este acto, puso de manifiesto el acierto que supone que las sociedades anónimas deportivas constituyan fundaciones para fomentar valores inherentes a la práctica deportiva. Recordando además, que estas deben desarrollar actividades culturales y formativas que propicien el estudio, la difusión y la mejora de las normas que regulan la actividad deportiva. Posteriormente, recordó la evolución que ha seguido el Derecho Deportivo en nuestro país. Para concluir su intervención, hizo una breve referencia a lo que es y a lo que hace nuestra Asociación.

         Seguidamente, Ángel Haro García, Presidente del Real Betis, destacó cómo el fútbol abarca muchos aspectos, pero que uno de los que más se ha desarrollado es el relacionado con el Derecho Deportivo y la entidad que preside pretende estar a la vanguardia, de ahí el interés de su Fundación en organizar estas Jornadas. Para finalizar, resaltó que los éxitos de su club se deben conseguir desde la ética.

         Finalizada la presentación institucional, se constituye la primera mesa redonda que se centró en analizar el control económico y financiero en el fútbol. La misma fue moderada por Antonio Sánchez Pino, Catedrático de Derecho Financiero y Tributario, quien puso de manifiesto las dificultades por las que tuvo que pasar su implantación.

         A continuación, tomó la palabra Javier Gómez Molina, Director General Corporativo de Laliga, que expuso las causas que motivaron la implantación del control económico a los clubes de fútbol, para seguidamente explicar su funcionamiento.

         En segundo lugar intervino Luís Gil Torres, Director de Competiciones de Laliga, quien señaló que con los años que han pasado desde que entró en vigor el control económico, se ha podido demostrar cómo ha disminuido la deuda de los clubes y esto está generando una marca que da tranquilidad a los jugadores. Seguidamente Federico Martínez Feria, Director General del Real Betis, recordó que él se incorpora al club después de que este hubiera pasado por un concurso de acreedores y por una intervención judicial, por lo que ya existía una gestión rigurosa. Para finalizar recuerda que el Real Betis ha sido la última temporada el más trasparente de la competición.

         Para finalizar intervino Luís Cazorla González-Serrano, Socio Director de Cazorla Abogados, quien reconoció que este control impuesto en nuestro país está dando grandes resultados ya que es más efectivo que el empleado por la UEFA. Seguidamente reflexionó sobre si el control económico vulnera la defensa de la competencia.

         Después de un descanso, se constituyó la segunda mesa redonda, que versó sobre la estructura de contratación y sus consecuencias fiscales. La misma fue moderada por Ignacio Pérez Royo, Coordinador General de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla, quien señaló que el objetivo de la misma es repasar el régimen laboral del futbolista y su relación con su agente, debiendo hacerse hincapié en la fiscalidad de la misma.

         En primer lugar, Álvaro Torres Calderón, Agente de You First Sport Fútbol, indicó irónicamente que los agentes son unos piratas, pero que el parche se le puede pasar también a la Agencia Tributaria, puesto que esta ha ido cambiando las reglas del juego sin que los actores sean conocedores de ellas. Entendió que se deben alcanzar acuerdos en esta materia para intentar conseguir que el modelo se acomode al sistema inglés, pagando una parte el club y otra el deportista.

         En segundo lugar, Francisco de Haro Romero, abogado, señaló que sería necesario disponer de materia probatoria suficiente para demostrar que el agente trabaja el 50% para el club y el otro 50% para el jugador.

         En tercer lugar, Santiago Nebot Rodrigo, abogado de Nebot Hernández Abogados, también reconoció que el cambio de criterio de la Agencia Tributaria está generando incertidumbre. Para él, el agente representa únicamente al futbolista y no comprende las modificaciones realizadas sobre los impatriados.

         Para finalizar, intervino Pablo Estévez Rodríguez, abogado, responsable de Derecho deportivo de JPM, quien también consideró que el agente defiende los intereses del jugador, salvo que se hubiera pedido por las partes la intermediación.

         El viernes día 16, se llevó a cabo la II presentación institucional de las jornadas, que también fue realizada por María Laffitte Ageo.

         La primera intervención la realizó Ernesto Sanguino Gómez, Consejero del Real Betis Balompié y de su Fundación, quien comenzó agradeciendo a todos los empleados su colaboración en estas Jornadas, para continuar señalando que la entidad ha crecido en otras disciplinas aparte del fútbol, de ahí el interés en dedicar las mismas al Derecho Deportivo y no al fútbol como sucedió en las tres anteriores.

         A continuación Enrique Arnaldo Alcubilla, Presidente del Tribunal Administrativo del Deporte, hizo un repaso sobre las funciones de este Tribunal, recordando que aunque depende del Consejo Superior de Deportes, es un órgano independiente, sometiéndose únicamente a la Ley. Finalizó su exposición señalando que no se trata de un órgano de arbitraje, sino de resolución de conflictos.

         Finalizada la II presentación, se conformó la primera mesa redonda de la mañana en la que se debatió sobre unos temas de candente actualidad: el fair play, los amaños y la corrupción en el deporte. La misma fue moderada por Enrique Arnaldo Benzo, Secretario General Adjunto de la Federación Española de Baloncesto, quien consideró que se trata de un tema muy importante ya que es una lacra para el deporte al igual que sucede con el dopaje.

         Dio la palabra en primer lugar a Alfredo Lorenzo Mena, Director de Integridad y Seguridad de Laliga, quien señaló que por cada caso que se conoce, hay otros muchos que se están investigando. Los más recientes como el del Levante o el del Osasuna, están causando grandes perjuicios. A continuación pasó a explicar la forma en que Laliga controla el mercado de apuestas para detectar las posibles anomalías y comprobar si son susceptibles de considerarse como delito.

         En segundo lugar intervino Pedro Varas Díaz, responsable de Integridad de Laliga, quien resaltó el papel que tiene su departamento desde la creación en 2013. Entre las funciones que realiza, destacó la prevención que se lleva a cabo con los futbolistas, incluso con los de categorías inferiores, explicándoles a que se pueden enfrentar en el caso de que participen en amaños de partidos o por el hecho de realizar apuestas.

         Para finalizar, Antonio Gea Penalva, abogado y ex árbitro, señaló que es necesaria mucha formación en esta materia, pues resulta muy fácil apostar en cualquier deporte, pero se desconocen las consecuencias que conlleva.

         A continuación, Enrique Arnaldo Benzo preguntó a los intervinientes su parecer sobre las primas por ganar un partido. Alfredo Lorenzo, considera que esto afecta al fair play, que puede considerarse un acto penal. Para Pedro Varas, en el supuesto de que llegase a legalizarse esta práctica, podría desmotivar a los jugadores y crearía desigualdad. Sin embargo, Antonio Gea consideró que si es el propio club el que prima al futbolista por ganar, no lo vería mal.

         Después de un descanso dio comienzo la segunda mesa redonda, en la que se debatió sobre la violencia en el deporte. Fue moderada por Enrique Arnaldo Alcubilla, quien señaló que violencia y deporte son dos palabras que se oponen entre si.

         En primer lugar interviene Ildefonso Gómez Padilla, abogado y miembro de la Asociación Andaluza de Derecho Deportivo, quien centra su exposición en la violencia desde el ámbito administrativo. Comenzó mostrando una serie de imágenes violentas del deporte, para seguidamente dar la definición de violencia y de deporte, lo que le sirvió para corroborar lo indicado anteriormente por Enrique Arnaldo. Para finalizar se cuestionó cuál es la responsabilidad de las sociedades anónimas deportivas sobre la violencia en el deporte.

         En segundo lugar Alejandro Abascal Junquera, Magistrado, centró su exposición en un análisis de la violencia en el deporte desde el Derecho penal, haciendo una especial referencia a los delitos de odio. A continuación repasó lo reconocido al respecto tanto por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, como por los tribunales españoles.

         En tercer lugar intervino Elías Espiñeira Carnoto, Asesor Jurídico Deportivo, quien expuso una serie de experiencias y vivencias, entre las que destacó una sobre los cacheos a los asistentes a los partidos del Mirandés, que no entendían que el club, al subir a 2.ª división, debía cumplir lo previsto en materia de seguridad. Resaltó que no hay que dar notoriedad a los grupos ultras, y que hay que poner todas la medidas necesarias para que no se produzcan desordenes en los campos de fútbol que favorezcan a estos grupos para llevar a cabo sus agresiones.

         Para finalizar, Francisco Rubio Sánchez, profesor de la Universidad de Extremadura y Presidente del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, señaló que en materia de odio y de violencia nuestra sociedad va para atrás, no sólo en el deporte, sino también en otros ámbitos. La sociedad demanda continuamente programas en los que se muestren imágenes violentas, pues ello supondrá una mayor audiencia. Continuó indicando que habrá que ubicar el ámbito espacial y el subjetivo para constatar si se trata de violencia deportiva la que se ha producido en un momento determinado. Para finalizar indicó que tenemos complejos en el ámbito represor, pero hay que hacer cumplir las normas cuando se altera el orden establecido.

         A continuación, se realizan una serie de ponencias dedicadas al análisis del deporte profesional, sus novedades, entidades y agentes deportivos, moderada por José Manuel Castro Muñoz, Secretario General de la Fundación del Real Betis Balompié, quien agradeció a María Laffitte su labor en la organización de estas Jornadas.

         Dio la palabra en primer lugar a Luís Cazorla González-Serrano, quien centró su ponencia en exponer el régimen de responsabilidad de los administradores y directivos de los clubes de fútbol profesional, advirtiendo que los administradores de las sociedades anónimas deportivas tienen el deber de lealtad, pudiendo tener responsabilidad civil, deportiva y penal, mientras que los integrantes de la Junta Directiva de los clubes (no transformados en sociedades anónimas deportivas) responderán mancomunadamente de las deudas, puesto que no hay capital social.

         En segundo lugar, Koldo Irurzun Ugalde, profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad del País Vasco, miembro del Tribunal Administrativo del Deporte, se detuvo en analizar cómo influye el control económico-financiero en las relaciones laborales, señalando que la interacción entre reglas de un tipo y otro no son nuevas y tienen un impacto muy grande en el ámbito laboral (caso Pedro León y casos sobre descensos administrativos). Seguidamente se remontó a las ligas estadounidenses para demostrar que el resultado perseguido en éstas es conseguir el mejor producto con una dispersión salarial mínima. Añadió a continuación que los mecanismos empleados deben contemplarse en convenio colectivo de trabajo en la medida en que constituyen excepciones a la aplicación de las normas antitrust. En España estas medidas están enfocadas al saneamiento de los clubes, pero se continúa teniendo la carencia de un producto competitivo. Para concluir señaló que las medidas adoptadas han servido para reducir la deuda pero continúa existiendo un gran desequilibrio.

         En tercer lugar intervino Ramón Terol Gómez, profesor titular de Derecho Administrativo y Director del Máster de Derecho Deportivo del ISDE, hablando sobre las titulaciones deportivas y profesiones deportivas. Para ello hizo un repaso de la normativa española y de la Unión Europea, reconociendo que el paso más importante en esta materia lo han dado las Comunidades Autónomas: al Estado ni está ni se le espera.

         Para finalizar, Juan Antonio Landaberea Unzueta, Juez Único de la Asociación de Clubes de Baloncesto, centró su exposición en analizar los errores más frecuentes de los clubes de fútbol en el aseguramiento del riesgo de responsabilidad civil, señalando que estos normalmente no tienen asegurada la responsabilidad civil contractual. Además, indicó que otro error que cometen es no asegurar ni los daños por lucro cesante ni los daños morales. Para concluir señaló que los clubes deben prestar mayor atención a este tema.

         En la jornada vespertina, se llevan a cabo una serie de ponencias sobre el marco regulatorio y sus novedades, moderadas por José Ruíz Maguillo, Jefe de los Servicios Jurídicos del Real Betis Balompié, quien dio la palabra en primer lugar a Alejandro Abascal Junquera para que tratase la responsabilidad penal y sus novedades en el ámbito disciplinario. Comenzó señalando que a partir de 2011 se legisla el proceso penal que se va configurando con el discurrir de los años. Indicó que en la actualidad los delitos que puede cometer la persona jurídica son veinticinco. Para el Tribunal Supremo la responsabilidad no se puede imputar a la persona jurídica si el delito lo ha realizado una persona individual y si se demuestra que el club ha puesto todos los medios para que este no se produjera, no se le enjuiciará, mientras que el delito corporativo se da cuando se produce la falta de autoresponsabilidad.

         En segundo lugar intervino Juan de Dios Crespo Pérez, abogado de Ruíz Huerta y Crespo Abogados, quien centró su ponencia en analizar el auge de los e-Sport, los Fondos de Inversión y la propiedad de terceros. Comenzó señalando que el 85% de los jóvenes practican un deporte electrónico. Seguidamente se preguntó si se trata de un deporte o no. Reconoce que la doctrina está muy dividida, indicando las diferencias con un deporte tal y como se entiende hoy en día: no existen federaciones ya que los que crean el juego son sus propietarios. Respecto de los TPO comentó que, tras la prohibición de FIFA, se están utilizando otras figuras como los fideicomisos y el crowdfunding. Consideró que hay que regular estos temas en lugar de prohibirlos.

         En tercer lugar tomó la palabra Alberto Palomar Olmeda, Magistrado y profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, quien dedicó su ponencia a analizar las novedades jurisprudenciales en distintas materias deportivas. Para centrar la cuestión presentó una serie de resoluciones judiciales, llegando alguna de ellas hasta el TAS (caso Marta Domínguez, caso Roberto Heras) y una de plena actualidad como el caso de la Real Federación Española de Fútbol.

         En último lugar intervino Miguel García Caba, doctor en Derecho y profesor universitario, quien dedicó su ponencia a analizar el papel del Estado en el Deporte. Comenzó la misma señalando que seguimos con un modelo que no ha cambiado prácticamente desde 1941, por lo considera necesaria una nueva Ley del Deporte que no sea tan intervencionista como la vigente, pero para que ésta sea eficaz considera que antes debemos saber a dónde queremos llegar y que papel debemos dar al Estado.

         Seguidamente se conformó la última mesa redonda de las Jornadas que versó sobre el marco jurídico, su presente y futuro y sobre la estructura del fútbol profesional y sus cambios necesarios. La misma fue moderada por Alberto Palomar Olmeda.

         En primer lugar intervino Juan Antonio Landaberea Unzueta, quien se preguntó si queremos una nueva Ley del Deporte o una Ley del Deporte Profesional o una del deporte en general, mostrándose a favor de esta segunda opción de técnica normativa. En la nueva Ley debe eliminarse la obligatoriedad de que los clubes sean sociedades anónimas deportivas, puesto que su forma jurídica no cambia nada si no se gestiona de manera responsable. Lo que si consideró necesario es que el club sea el que elija su forma jurídica pero con un control económico por Laliga. Además estimó conveniente que se prohíba entrar a las Corporaciones Locales en el capital social de las sociedades anónimas deportivas. Asimismo, habría que establecer un mecanismo para evitar el desequilibrio en las competiciones, fijando para ello un marco jurídico justo.

         En segundo lugar, Ramón Terol Gómez, criticó que la Ley del Deporte de 1990 recogiera el Plan de Saneamiento del Fútbol, que fue un rotundo fracaso al igual que la decisión de convertir a los clubes en sociedades anónimas deportivas que tampoco sirvió para nada. Reconoció que el control económico ha supuesto un gran descenso de la deuda de los clubes con Hacienda y con la Seguridad Social y que además sirve para tener una competición más equilibrada. Finalizó indicando que no tiene sentido la publificación de la competición.

         En tercer lugar intervino Miguel García Caba, exponiendo algunos antecedentes y realizando once propuestas de reforma organizativas, entre las que cabe destacar la intervención pública en un marco global, definir la titularidad de la competición y las competencias que debe tener ese titular, y clarificar quien tiene la explotación comercial. Además habrá que actualizar la calificación de las competiciones, así como configurar normas sobre el buen gobierno, y llevar a cabo la separación de funciones: del regulador, del organizador y del explotador de los derechos.

         En cuarto y último lugar tomó la palabra Juan de Dios Crespo Pérez, que planteó que aspectos deben ser modificados o incluidos en una nueva estructura deportiva. Entre las que deben modificarse destacan la Ley Concursal, debiendo permitirse los descensos por deudas debido a la mala gestión económica de los clubes. También se debe evitar el acopio de jugadores, poniendo un límite a las cesiones temporales. Según el ponente, debe conferirse mayor libertad a la hora de contratar menores, siempre y cuando sea bajo un riguroso control. En cuanto a los aspectos que deben incluirse, destacó que debe aceptarse el VAR.

         Una vez finalizada esta mesa, tomó la palabra María Laffitte Ageo para clausurar las Jornadas, agradeciendo la presencia de los ponentes y asistentes y resaltando la labor de todos los que han colaborado para que éstas se hayan desarrollado con éxito

 

JUAN MANUEL YELA TORRES
Directivo de la Asociación Española de Derecho Deportivo

 

Descarga aquí la Crónica en PDF.

Anterior IV Jornadas de Derecho Deportivo del Real Betis Balompié
Siguiente Ignacio Jiménez Soto, nuevo Consejero de la Revista Española de Derecho Deportivo

Utilizamos cookies propias y de terceros para Localización de navegación, registro y control, visitas y estadisticas e identificación.

Al pulsar el botón "Acepto" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Saber más

Acepto