El delito de corrupción deportiva tras la reforma de 2015, de J. Sánchez Bernal (Tirant lo Blanch, 2018, 207 páginas)

El Código penal ha sufrido, en los últimos años, varias modificaciones de gran calado entre las que los delitos de corrupción han tenido un papel protagonista. En un primer momento, la Ley Orgánica 5/2010 rediseñó los ilícitos en el ámbito público e incorporó un nuevo delito de corrupción entre particulares, al que se agregó un subtipo en el deporte. Cinco años después, con la Ley Orgánica 1/2015, el legislador da una vuelta de tuerca y aborda una reforma en profundidad que otorga a estos tipos delictivos el carácter de corrupción en los negocios, sin ofrecer justificación político-criminal alguna y afrontando de manera cuestionable las deficiencias de técnica legislativa que habían sido resaltadas por la doctrina.

Esta obra analiza la regulación vigente del delito de corrupción en el deporte, tanto desde una visión político-criminal (cuya clave es la concreción de un bien jurídico digno de tutela penal que tenga en cuenta la trascendencia económica del deporte como fenómeno social) como desde el punto de vista dogmático, en el que se construye una línea interpretativa basada en la consideración del fraude deportivo como una modalidad de corrupción entre particulares y, con ello, de corrupción en los negocios.

La investigación presentada pretende aportar criterios coherentes que permitan solventar los problemas aplicativos que esta figura arrastra desde su nacimiento.
Anterior Decreto regulador de la solución de litigios deportivos en Andalucía
Siguiente Convenios para financiación de instalaciones deportivas municipales

Utilizamos cookies propias y de terceros para Localización de navegación, registro y control, visitas y estadisticas e identificación.

Al pulsar el botón "Acepto" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Saber más

Acepto