Las empresas de servicios deportivos a las administraciones públicas indignadas ante la indiferencia del gobierno al respecto de la necesaria modificación de la ley de desindexación de la economía

AEESDAP denuncia lo injusto de la situación en la que se encuentran las empresas de servicios deportivos El tan necesario nuevo incremento del SMI, una vez más NO viene acompañado de una modificación de la Ley de Desindexación de la Economía y de la Ley de Contratos del Sector Público que permita repercutir los incrementos en los costes de los contratos públicos derivados del incremento del SMI.

Por cuarto año consecutivo las empresas de servicios deportivos a las administraciones asumirán el incremento anunciado del SMI, mientras que la administración seguirá adquiriendo estos servicios en contratos públicos firmados con antelación a estos incrementos, a precios calculados con salarios de 2022, 2021, 2020, hasta un 40% inferiores al actual.

“Es ridículo que hoy mismo se estén adjudicando licitaciones para 2023, 2024, 2025 e incluso 2026 tomando como base para el cálculo del precio un salario que ha cambiado, además con carácter retroactivo. Y más ridículo todavía que la propia administración no pueda calcular con un mínimo de certeza el precio de un contrato que vaya más allá de 2.023. Todo esto se solucionaría volviendo a indexar el precio del contrato a un indicador válido” apunta Yago Monteoliva, Gerente de AEESDAP.

Puedes descargar la nota de prensa en este enlace

Anterior Entrevista con el Director General de Deportes
Siguiente Nueva resolución sobre la Superliga