Responsable de árbitros de la FEB (Auto de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo)

Se trata de un Auto en el que el Excmo. Sr. D. Antonio V. Sempere Navarro resuelve un recurso de casación para la unificación de doctrina.

El supuesto de la sentencia recurrida trata sobre la laboralidad de la figura de responsable de árbitros de la Federación Española de Baloncesto (FEB).

En particular, “El relato de hechos probados mantenido en suplicación indica que el actor ha venido desarrollando inicialmente las funciones de seguimiento y formación de árbitros, y a partir del 02/01/2005, como responsable del Grupo de Árbitros de la FEB, integrado en el Área Arbitral, que depende del Comité Ejecutivo de la Federación, siguiendo las directrices establecidas en los programas Deportivo y de Formación y Actividades anuales elaborados por la FEB, y sometido jerárquicamente al Presidente del Comité Técnico de Árbitros, acudiendo también a competiciones y eventos celebrados por toda España, siempre siguiendo las directrices y objetivos marcados por la FEB, si bien a efectos de realizar la valoración concreta de los árbitros y su clasificación en las distintas categorías, actuaba con libre criterio, según su formación y experiencia. No estaba sometido a jornada ni a horario de trabajo, y realizaba su trabajo desde su domicilio, siendo la FEB quien le proporcionaba el material de oficina para desarrollar sus funciones, y abonaba los gastos del ADSL en su domicilio, así como los gastos de los viajes y alojamiento del actor cuando viajaba por razón de su trabajo. El actor era miembro del Comité Técnico del Área Arbitral de la Federación y disponía de tarjeta de presentación de la FEB; además acudía varias veces al año a reuniones en la sede de la FEB en Madrid, y elaboraba informes de su actividad que pasaba a la entidad.

La sentencia impugnada, de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de 30 de julio de 2020, R. 5077/2019, confirma la dictada en la instancia que estimó la demanda y declaró la improcedencia del despido, por considerar que la relación existente entre las partes es laboral - y no mercantil como pretendía la FEB - al concurrir las notas de dependencia y ajenidad. Por otra parte, descarta que el actor se rigiera por el régimen jurídico aplicable a la relación entre los árbitros y la federación a la que pertenecen de acuerdo con lo establecido en la Ley 10/1990 del Deporte y RD 1835/1991, de 20 de diciembre, sobre Federaciones Deportivas Españolas y Registro de Asociaciones Deportivas, porque no consta que el actor estuviera asociado a la recurrente en calidad de árbitro, así como tampoco que desempeñara funciones como árbitro para la misma ni que, en consecuencia, ejerciera función disciplinaria alguna”

[…]

Clica aquí para la lectura del Auto de forma íntegra

Anterior El juez anula las “competiciones profesionalizadas” y el control económico de la RFEF a los clubes

Utilizamos cookies propias y de terceros para Localización de navegación, registro y control, visitas y estadisticas e identificación.

Al pulsar el botón "Acepto" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Saber más

Acepto